Los resultados vistos en la psicoterapia

By / In BLOG, SALUD / 0 Comments

La terapia cognitivo conductual es una vertiente de las terapias cognitivas en general que se enfocan en trabajar directamente la relación que existe entre los pensamientos y nuestra conducta. Esta es una especie de análisis que se basa en que, por ejemplo un psicoterapeuta debe tener previamente conocimiento médicos que lo ayuden a guiar dicha terapia.

Estos argumentos científicos de los que se avala un psicoterapeuta le permite realizar una terapia cognitivo conductual sostenida en las bases de una especie de fusión entre la psicología cognitiva y la conductista. Esto quiere decir que se mezclan una serie de técnicas de reestructuración cognitiva, de relajación mental y, las más fuertes o controversiales, que son las de afrontamiento y exposición. En palabras más simples, nos referimos en este caso al tema de que nadie nace aprendido, sin embargo las conductas sí efectivamente se aprenden en el transcurso de la vida y éstas se ven directamente afectadas o modificadas por nuestras relaciones personales, por la sociedad e incluso por la forma en que nuestro cerebro reacciona.

En cada familia existen una serie de reglas o normativas que a medida que vamos creciendo van moldeando nuestra forma de pensar, de comportarnos y de expresar nuestros sentimientos ante una situación específica. Esta relación tan estrecha entre lo que pensamos y cómo nos comportamos es lo que un psicoterapeuta busca resolver en la terapia cognitivo conductual.

Casi siempre, cuando una persona busca ayuda psicológica se debe a que no se siente bien en su día a día, con las personas que lo rodean, con una situación específica o con sí mismo. Es decir, este profesional de la mente debe lograr una clase de reconciliación entre esas dos partes para que el paciente pueda tener una vida más sana y se relacione de mejor manera con su grupo social, entablar relaciones, se sienta bien consigo misma, que suba considerablemente su autoestima, se valore como debe ser, que crea en sí misma, y muchos factores más a tomar en cuenta.